4 Películas sobre ninfomanía y adicción al sexo

Este género sumamente específico, pero rico psicológicamente, nos trae al interior de la vida promiscua, cuyo común denominador es el desembocar en la soledad, la insensibilidad y la desesperación, con intentos más o menos erráticos por llevar una vida ordenada.

Nymphomaniac (2013)


Dirigida por el eminente Lars Von Trier. Esta película, de riquísimos matices psicológicos, muestra la historia de una ninfómana desde su tierno inicio a la desesperación, insaciabilidad, la soledad y la avidez propias de su condición. 

Diario de una Ninfómana (2008)



Val: una chica cuya avidez por nuevas experiencias le hace pagar una factura de soledad y humillación por sentirse usada. Aunque busca con esperanzas el amor, este se plantea como un camino tortuoso para ella.  Los desengaños y la falta de satisfacción emocional le pondrán a replantearse su vida.


Hemel (2012)


Hemel ("Cielo" en neerlandés) es una chica cuya vida gira casi completamente en torno a los "one night stands", es decir, los encuentros sexuales de una noche, sin expectativas a establecer una relación ulterior. Poco a poco se va formando la idea de que quizá sus encuentros furtivos, sean solo parte de las estrategias que utiliza para satisfacer necesidades emocionales insatisfechas en la relación con su padre. 

Shame (2011)


Shame es una película protagonizada por Michael Fassbender. Un hombre de mediana edad está embebido en las relaciones sexuales furtivas. En su vida de soltero, puede permitirse el dedicar todo su tiempo libre a las conquistas sexuales, a la pornografía y el chat erótico. Sin embargo, su insaciabilidad es un círculo vicioso. La visita de su hermana a su apartamento, luego de tener sus propios problemas de pareja, le llevarán a esconder su adicción al sexo, y posteriormente a un intento de reorganizar su vida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...